Las actuaciones de las aseguradoras frente al fraude que se llevan a cabo son cada vez son más numerosas. Por fraude en el seguro se entienden todas aquellas acciones que realizan los asegurados para obtener un beneficio o indemnización que no les corresponde. La mayoría de asegurados que actúan con el fin de cometer fraude para obtener un beneficio no son conscientes de hacer algo ilegal. Sin embargo están cometiendo un delito tipificado en el código penal y que puede implicar penas de prisión.

Pero no sólo los asegurados delinquen. También deben considerarse como fraudes todos aquellos actos ilícitos que llevan a cabo algunas empresas o personas que tratan de operar en el mercado de seguros sin estar inscritas o debidamente autorizadas. Es muy importante que el asegurado tenga presente que sólo se debe ejercer la actividad aseguradora con una autorización oficial previa. Por lo que se recomienda que se abstenga de contratar seguros con quien no cuente con dicha autorización.

Aseguradoras frente al fraude 

Las actuaciones de las aseguradoras frente al fraude suelen centrarse en la comprobación de los daños en los bienes y vehículos implicados. A tal fin realizan llamadas cruzadas y verifican los restos extraños del siniestro. Pueden visitar el lugar del accidente y entrevistar a familiares y vecinos. Además, las aseguradoras destinan importantes recursos para la detección del fraude. Con esos recursos llevan a término una importante labor de investigación y detección de pruebas.

Otro tipo de actuaciones de las aseguradoras frente al fraude, que cada vez se utiliza más, es el de las contratación de investigadores privados. Incluso algunas compañías, las que tienen suficiente dimensión financiera, crean unidades anti-fraude. Estas unidades les llegan a reportar hasta un 30% de ahorro con respecto a lo inicialmente reclamado.

La repercusión para quien comete fraude

Con respecto a la repercusión de cometer fraude, éste comporta graves consecuencias para quien lo comete. Según el Código Penal, la pena varía entre 6 meses y 4 años de prisión. Éste sería el caso de las estafas de tipo básico a las compañías de seguros que superen los 300 euros. Además, la Ley del Contrato de Seguro, trata el tema varios preceptos. Por ejemplo en los artículos 10, 12, 16, 17, 19, 26, 31, 32 y 43. Como consecuencia se exonera al asegurador de su obligación de pago de la indemnización en caso de fraude.

Imagen de un fuego para ilustrar el artículo aseguradoras frente al fraude

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN