Dos hombre estrechándose la mano representan simbólicamente el comienzo formal de un contrato de seguro

¿En qué consiste el comienzo formal de un contrato de seguro? Antes de responder a esta pregunta, hay que aclarar que se pueden distinguir dos tipos de comienzos de un contrato de seguro. Por un lado el formal y, por otro, el material.

El comienzo formal de un contrato de seguro se produce en el momento de la perfección del contrato. Es decir, cuando ya se han dado cumplimiento a todos los requisitos de forma necesarios. Es en ese momento en que las voluntades de obligarse del tomador y del asegurador quedan plasmadas. El acuerdo queda formalizado mediante la emisión, firma y entrega de la póliza. Por su parte, el comienzo material no ocurre hasta el momento en que se paga la prima del seguro por parte del asegurado. En ese otro momento es cuando surge para el asegurador la obligación concreta de cubrir el riesgo. Y, por supuesto, de indemnizar el posible siniestro.

Muy a menudo suelen coincidir el comienzo formal de un contrato de seguro y su comienzo material. Sin embargo, no tienen por qué hacerlo necesariamente. Por ejemplo, en el seguro de transportes, se puede firmar la póliza y pagarse la prima. Y, no obstante, los efectos de la garantía no comienzan hasta el momento en que la mercancía inicie el viaje. Es importante destacar que, una vez perfeccionado el contrato, si el tomador no paga la prima, el asegurador no está obligado a nada. Esto queda bien explicitado en la ley (artículo 15 Ley Contrato de Seguro).

Y, además, tiene derecho a resolver el contrato. O, en su lugar, a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. En el caso de que el asegurador optare por no resolver el contrato, si el tomador paga la prima, la cobertura empieza a tener efecto a las 24 horas del día que se abonó la prima.

En general, la cobertura del seguro suele comenzar a las 24 horas del día que el tomador pagó la primera prima. Pero las partes pueden optar, de común acuerdo, por retrotraer los efectos. Por ejemplo al momento en que se presentó la solicitud de seguro o se formuló la proposición (artículo 6, párrafo 2º de L.C.S)

Comienzo formal de un contrato de seguro, solicitud de seguro y propuesta de seguro

La “solicitud del seguro” es la que dirige el futuro tomador a la aseguradora solicitando el seguro. La “proposición del seguro” es la oferta escrita de una determinada garantía que el asegurador realiza al posible futuro tomador del seguro. En dicha proposición el asegurador precisa la cobertura que ofrece y su precio. Las principales diferencias son que mientras que la “solicitud del seguro” no vincula al solicitante del seguro, la “proposición del seguro” por parte de asegurador lo vincula durante el plazo de 15 días.

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN