Utilizar un comparador de seguros de comunidad es la forma más sencilla y rápida que tenemos  a nuestro alcance, hoy en día, para informarnos sobre este tipo de seguros. Un comparador de seguros de comunidad lo que hace es ofrecernos información sobre las diferentes ofertas existentes en el mercado. Nos permite, de la forma más cómoda, analizar las diferentes propuestas que ofrecen las compañías de seguros.

Lo que nos ofrece un comparador de seguros de comunidad

Principalmente, un comparador de seguros de comunidad nos ofrece dos diferentes apartados de información. Con tal fin, previamente, el comparador de seguros de comunidad va a solicitarnos algunos datos sobre el tipo de inmueble que deseamos asegurar, como por ejemplo el año de construcción y si se ha realizado algún tipo de rehabilitación, el número de plantas de altura y también de las subterráneas si las hubiese, los metros cuadrados totales de superfície construida, si es un inmueble urbano o rural o si está aislado de otros, por citar sólo algunos ejemplos a título orientativo.

Con esta información, el comparador de seguros de comunidad nos devuelve por pantalla las diferentes ofertas que lanzan al mercado las compañías de seguros con sus respectivos precios y, muy importante, las coberturas frente a riesgos que incluyen.

Más allá del precio

Aunque, evidentemente, el precio es lo primero que nos llama la atención y, tal vez, lo que acabe siendo más determinante en nuestra decisión final, no deberíamos limitarnos a centrarnos exclusivamente en él ignorando las garantías que lleva asociadas.

  • Además de precio, un comparador de seguros de comunidad mínimamente serio debería ofrecernos información detallada sobre las coberturas de los seguros que nos ofrece. En el caso de los seguros de comunidad las garantías más importantes a tener en cuenta son la de incendios, la de responsabilidad civil, la de daños por agua, la de roturas de cristales y la de atascos.
  • En el caso de la cobertura de daños por agua, nuestro consejo es que hay que prestar atención al hecho de que exista algún tipo de franquicia. Con respecto a la garantía de responsabilidad civil, aconsejamos que sea superior a 600.000 euros. Conviene también corroborar si el seguro garantiza, en caso de siniestro, la reconstrucción total del inmueble o sólo lo hace parcialmente.