Imagen de un pastor con ovejas, cuyo comerció potenció el seguro en el siglo XVI

En España, el seguro en el siglo XVI tiene dos grandes protagonistas: Burgos y el comercio con América. En este post abordaremos las Ordenanzas del Consulado de Burgos. Esta ciudad mantenía un gran negocio de exportación de lana a Flandes por vía marítima. En el próximo post, abordaremos la evolución del seguro tras el rápido desarrollo del comercio con América después de su descubrimiento.

El seguro en el siglo XVI: Burgos

Hasta que en el siglo XVII no nacieron las primeras compañías de seguros, lo seguros se pactaban y contrataban entre particulares. Éstos eran normalmente comerciantes. En Burgos floreció el comercio de la lana, que se exportaba principalmente a Flandes. En torno a este comercio surgieron las Ordenanzas del Consulado de Burgos.  Estas ordenanzas seguían el modelo del Consulado de Mar.

Los seguros marítimos que cubrían estas exportaciones de lana se acostumbraban a dividir en varias pólizas o participaciones. Y la suma de todas ellas igual al total de lo asegurado. Diversos comerciantes suscribían una o varias de estas pólizas cobrando una prima al armador del buque. En caso de no haber siniestro el comerciante que actuaba como asegurador se quedaba íntegro el importe de la prima cobrada. Y, en caso de siniestro, se hacía cargo de la indemnización pactada.

Era habitual que los comerciantes, además de a su negocio, se dedicaran a asegurar a otros comerciantes. Pero aunque no habían nacido aún las compañías de seguros, sí que existían ya especialistas del seguro. Para estos agentes o corredores, su labor era conseguir el número necesario de aseguradores que deseasen cubrir el riesgo en cuestión en su totalidad o, mejor dicho, el 90% del valor asegurado que era lo que prescribían dichas ordenanzas.

Hay destacar que, en las mencionadas Ordenanzas del Consulado de Burgos, se incluía un modelo de póliza que era obligatorio para que el contrato fuera legal. No obstante, la mayoría de contratos no lo incluían. Se formalizaban ante notario y se evitaba así el pago de los derechos consulares. A estos contratos se les denominaba “en confianza”.

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN