¿Qué ocurre si, una vez contratado un seguro, no se paga el primer recibo? Es lo que, en el argot propio del sector asegurador, se denomina impago de la primera prima. Es el artículo 14 de la Ley de Contrato de Seguro (L.C.S.) el que regula la obligación del pago de las primas:

 “El tomador del seguro está obligado al pago de la prima en las condiciones estipuladas en la póliza. Si se han pactado primas periódicas, la primera de ellas será exigible una vez firmado el contrato.”

Pero es en el artículo 15 de la citada ley donde se regulan las consecuencias del impago de la primera prima. En él se establecen diferentes reglas en función de si se trata de la primera o de las primas siguientes. En el caso del impago de la primera prima o de la prima única, dicho artículo estipula que:

 “Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza.”

 ¿Qué consecuencias lleva el impago de la primera prima del seguro?

Cuando hay impago de la primera prima se entiende que no se ha iniciado aún la cobertura. En este caso el asegurador tiene derecho a resolver el contrato mediante una de las dos opciones siguientes:

Resolver el contrato.- Si el asegurador opta por esta vía, es muy destacable el hecho de que podrá hacerlo sin recurrir a los tribunales. Esta vía requiere que lo haga mediante escrito dirigido al tomador. También puede hacerlo por correo certificado con acuse de recibo. O bien por cualquier otro medio admitido en derecho que permita tener constancia de la recepción.

Exigir el pago de la prima debida por vía ejecutiva.- Si el asegurador opta por esta otra vía, la L.C.S. establece la vía ejecutiva como mecanismo procesal para la reclamación del pago de la prima. Por tanto, la póliza quedaría encuadrada dentro de los títulos que tengan aparejada ejecución. Para ello es preciso del requerimiento previo de pago previsto en el artículo 581 de la Ley de enjuiciamiento.

También cabría reclamar el pago de la prima por el procedimiento declarativo que corresponda según cuantía y por el procedimiento monitorio. Esto se establece en el artículo 812.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Hay que destacar, no obstante, que según el mencionado artículo 15 de la L.C.S, se requiere de forma expresa la culpa del tomador en el impago. Sólo en este supuesto serán aplicables las consecuencias reguladas en caso de impago. Además, la culpa del tomador debe ser probada por el asegurador que desee librarse de su obligación.

Manos de niño pintadas que ilustran la candidez del impago de la primera prima

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN