La edad en los seguros de vida es uno de los principales factores que determinan el precio final de la póliza. Pero antes de ver por qué motivo es tan influyente en el precio, hay que abordar una cuestión previa. Conviene establecer las diferencias entre los seguros para caso de muerte y los seguros para caso de supervivencia.

Los seguros para caso de muerte, para caso de supervivencia o para ambos a la vez son seguros personales. En concreto, son seguros de vida. La principal diferencia es la consideración que se da al fallecimiento. En el seguro para caso de muerte la eventualidad prevista en el contrato que da derecho a la indemnización es el fallecimiento del asegurado. Sin embargo, en el seguro para caso de supervivencia no es así. En este último lo que da derecho a la indemnización o prestación es la supervivencia del asegurado. En el caso del seguro mixto, tanto para caso de muerte como de supervivencia, se cubren ambas contingencias.

Además de esta, existen estas otras diferencias:

Con respecto a la selección de riesgos

En los seguros para caso de muerte se efectúa mediante reconocimiento médico del candidato al seguro. Hay algunos casos en los que bastará sólo una declaración de salud. En cambio, en los seguros para caso de supervivencia, la aseguradora no realiza selección alguna. Son los propios futuros asegurados los que se autoseleccionan al intentar asegurarse sólo los que tiene expectativas de sobrevivir.

Con respecto al tomador o asegurado

En el seguro para caso de muerte, si son distintas las personas del tomador y del asegurado, será preciso el consentimiento de éste.

La importancia de la edad en los seguros de vida

Con respecto a la primas, la edad en los seguros de vida es importante. Principalmente se debe que el riesgo de muerte es creciente debido a que con la edad aumenta la probabilidad de fallecer de las personas. Por ese motivo, las primas son más elevadas cuanto más elevada es la edad del asegurado. Además, la edad en los seguros de vida es importante por otros dos motivos:

1.- Si el asegurado es menor de edad, será necesaria la autorización por escrito de sus representantes legales.

2.- No se puede contratar un seguro para caso de muerte sobre la cabeza de menores de catorce años de edad o de incapacitados. A esta norma general escapan los contratos de seguros en los que la cobertura de muerte resulte inferior o igual a la prima satisfecha por la póliza.

Un niño de corta edad simboliza la importancia de la edad en los seguros de vida

 

 

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN