Existen tres tipos de personas que intervienen en un contrato de seguro. Son el tomador, el asegurado y el beneficiario. Hay que destacar que, una de las particularidades del contrato de seguro, es  que puede afectar a personas que no sean representados ni contratantes:

Personas que intervienen en un contrato de seguro

El tomador

Es quien firma la póliza. Puede ser una persona natural o jurídica. Al firmar la póliza, pacta y suscribe el contrato de seguro con el asegurador De este modo asume las obligaciones que del contrato se deriven. Según el artículo 7 de la Ley del Contrato de Seguro, el tomador puede contratar por cuenta propia o ajena. Se presupone, en caso de duda, que actúa por cuenta propia. En el caso que el tomador del seguro y el asegurado fuesen personas distintas, las obligaciones y deberes que deriven del contrato corresponden al tomador. Hay que exceptuar las que por su naturaleza correspondan al asegurado.

Sin embargo, el mismo artículo determina que el asegurador no podrá rechazar por parte del asegurado el cumplimiento de las obligaciones y deberes que correspondan al tomador del seguro. Por otro lado, el tomador debe tener capacidad legal para contratar t es quien designa al beneficiario del seguro.

El asegurado

Es la persona que se halla expuesta al riesgo cubierto por la póliza, ya sea en su persona o en sus bienes. Además de las obligaciones del contrato a que hubiere lugar, asume siempre los derechos. En todo caso, es la persona que está interesada en que el siniestro no se produzca.

El beneficiario

Es la persona designada para percibir la indemnización o prestación del seguro contratado, habitualmente en los seguros personales. Lo designa el tomador del seguro, pudiendo modificar tantas veces como estime oportuno dicha designación (artículo 84 L.C.S). Lo puede hacer sin necesidad de consentimiento del asegurador. Deberá, eso sí, y comunicárselo por escrito a éste o en testamento siempre y cuando no haya renunciado expresamente a esta facultad.

Las personas que intervienen en un contrato de seguro ¿tienen que tener algún vínculo entre ellas?

No necesariamente tienen que estar vinculadas las personas que intervienen en un contrato de seguro. Por ejemplo, para ser designado beneficiario no es necesario tener vínculo ninguno con el tomador o asegurado. Dicho sea de paso, existen dos modos de designación del beneficiario: la individualizada o expresa y la genérica o tácita. La designación individual es cuando se identifica expresamente al beneficiario inequívocamente, con nombre y apellidos.

Por el contrario, la designación genérica, es la más utilizada en la práctica. Se designa expresamente en la póliza al beneficiario o beneficiarios mediante la frase “cónyuge e hijos por partes iguales” o bien “cónyuge y herederos legales”. En todo caso, se entenderá por “cónyuge” quien lo fuere en el momento del fallecimiento del asegurado. Igualmente, se entenderá por “herederos” quien tenga dicha condición en el momento del fallecimiento del asegurado. Además, la distribución se hará en proporción a la cuota hereditaria salvo pacto contrario, acrecentando la parte de la herencia no adquirida a los demás herederos.

El beneficiario puede ser cualquier tipo de persona, excepto en el seguro de vida. En este tipo de seguros no se puede designar beneficiario a una persona jurídica.

¿Tiene que ser la misma persona el tomador y el asegurado?

De entre las diferentes personas que intervienen en un contrato de seguro, el asegurado puede ser, o no, el tomador del seguro. Es decir, que aunque puedan coincidir también pueden no hacerlo. En el seguro de cosas generalmente coinciden asegurado y tomador, pues éste último acostumbra a asegurar las cosas en cuya conservación tiene algún tipo de interés. Por el contrario, en el seguro sobre la vida es frecuente que el tomador no coincida con el asegurado, como por ejemplo en el caso de empresas que actuando como tomadores, realizan seguros de vida o de enfermedad para sus empleados.

Tres individuos ilustran el artículo que habla sobre las personas que intervienen en un contrato de seguro

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN