Planes de pensiones

Jubilando

El pasado día 3 de Junio publicó Pedro Nueno en La Vanguardia un artículo titulado Jubilando que abordaba el candente debate actual sobre el futuro del sistema de pensiones público y la necesidad de contratar planes de pensiones privados.

Explicaba el autor que, en el trayecto que va del aeropuerto de San Francisco a Stanford, en los Estados Unidos de América, pudo ver una serie de anuncios publicitarios de una compañía de seguros con slogans tales como De cada tres niños que nacen hoy, uno superará los 100 años. Preocúpate de tus pensiones o este otro incidiendo en la misma línea que el anterior, Vivirás hasta los 105 años. Preocúpate de tus pensiones. A diferencia de nosotros, los americanos han apostado siempre por contratar seguros de vida privados para garantizar pensiones dignas en la jubilación.  

Con esta pequeña introducción Nueno entraba de lleno en el debate sobre el futuro de las pensiones, haciéndose eco de que aquellas personas que se hayan jubilado hace poco, y no dispongan de planes de pensiones privados, lo pueden acabar pasando. Y no se refería sólo a nuestro país.

Planes de pensiones privados

El problema es que al aumentar la esperanza de vida, se hará cada vez más difícil pagar las pensiones públicas. Lo más probable es que los pagos tiendan a reducirse. Nueno apuntaba incluso a la posibilidad de que algún día algún gobernante las suprima definitivamente. La pregunta del millón es sin duda cuáles son las alternativas a esta situación que vivimos, pues la curva demográfica dibuja un futuro escenario con una población activa cada vez menor respecto a la población en edad de cobrar una pensión. Así, los números no cuadran.

Entonces, una de dos. O se llevan al límite las aportaciones de los trabajadores activos para pagar a los jubilados pensiones mínimas, o se incrementa la inmigración de trabajadores que aporten al sistema público. Esto último cuesta imaginarlo ahora dada las perspectivas económicas actuales. Dada la situación, y apelando a la prudencia y al sentido común, no parece que haya alternativa realista que no pase por tener que acudir a los planes de pensiones privados. Pero de estos hablaremos en un futuro post.