Un conductor haciendo la siesta sobre el volante de su automóbil ilustra el artículo "Registro único de seguros de vida"

El Registro Único de Seguros de Vida se creó en junio de 2007 y su gestión está a cargo del Ministerio de Justicia. Lo hace mediante la Dirección General de los Registros y del Notariado. Su objetivo es dar a conocer si una persona estaba asegurada con un seguro de cobertura de fallecimiento. Así se evita que, por desconocimiento, los beneficiarios de estos seguros dejen de percibir las indemnizaciones que les corresponden.

El Registro Único de Seguros de Vida es un registro unido al de últimas voluntades. Es un registro que es único para todo el territorio nacional. Para solicitar información se requiere presentar el certificado de defunción de la persona sobre la que se desea conocer la información. Una vez hecho este trámite, el Registro Único de Seguros de Vida emite una certificación en la que constan los seguros de vida que correspondan. Una vez conocidos los seguros existentes, el interesado podrá acudir a cada una de las aseguradoras correspondientes a verificar si es beneficiario o no de esos seguros. Por su parte, las aseguradoras, están obligadas a comunicar los datos correspondientes a este Registro para su constancia en el mismo.

El Registro Único de Seguros de Vida: Obligaciones de aseguradoras y notarios

Las entidades aseguradoras deberán comunicar al registro:

  • Los datos de identidad de la persona asegurada
  • Su número de DNI
  • Su número de identificación fiscal o número de documento acreditativo que en cada caso corresponda
  • Número del contrato o de referencia al reglamento de prestaciones de la mutualidad de previsión social y tipo de cobertura

Por su parte, los notarios están obligados, en el proceso de adjudicación o participación de herencias, a incorporar el certificado del registro de seguros de vida del causante fallecido. De este modo favorecen el conocimiento de los seguros existentes y advierten a los interesados si alguno cubriera dicho fallecimiento.

Solicitar información en el Registro Único de Seguros de Vida

Puede solicitar información cualquier ciudadano que considere que puede ser beneficiario de un seguro de vida. Es requisito que hayan transcurrido 15 días desde el fallecimiento del asegurado. Los pasos a seguir son:

1.-Ha de solicitarse el impreso 790. Se puede conseguir en las Gerencias de Servicios Territoriales del Ministerio de Justicia. También en los Registros Civiles en el Registro de Seguros, en el Registro General de Justicia. Además puede obtenerse también a través de Internet en la web del Ministerio de Justicia.

2.- Una vez rellenado el formulario 790 debe obtenerse un certificado literal de fallecimiento del titular del seguro en el Registro Civil del fallecido.

3.- Con los dos documentos, se debe ir a pagar a cualquier banco o caja la tasa de 3,33 euros.

4.-Esta documentación ha de presentarse personalmente o por correo. Debe dirigirse al Registro General de Actos de Última Voluntad, o en las Gerencias Territoriales. Si se hace solicita personalmente se entrega el certificado inmediatamente, si se hace por correo en el plazo máximo de 7 días.

5.- El interesado podrá acudir a las aseguradoras que consten en el certificado para conocer si es o no beneficiario.

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN