Actuación de un grupo de bomberos tras un siniestro

Mientras que el riesgo es la condición para que el asegurador pueda exigir el cobro de la prima, el siniestro es la condición para que el asegurado pueda reclamar el pago de la indemnización o de la prestación del servicio por parte del asegurador.

Es en ese sentido que se puede afirmar que el siniestro es la realización del riesgo que se había previsto en el contrato de seguro. Desencadena la obligación comprometida por el asegurador. Ineludiblemente, todo siniestro implica la realización del evento dañoso que se asegura.

Las condiciones que debe reunir son:

  • el acontecimiento que se produzca debe estar cubierto por el contrato.
  • su ocurrencia debe tener lugar durante la vigencia temporal del seguro.
  • como consecuencia de la ocurrencia del evento debe generarse para el asegurado una necesidad económica. Es decir, que el siniestro produzca un daño o perjuicio económico en el asegurado.
  • Para la determinación del daño se atenderá al valor que tenía el interés asegurado en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro.
  • No puede producir un enriquecimiento injusto del asegurado.

Obligaciones en caso de siniestro 

Cuando se produce, se crean obligaciones para las partes vinculadas por el contrato. En el caso del asegurado, está obligado a aminorar los daños que se produzcan en la medida de lo posible. A este deber de minimizar el daño  se le llama “salvamento”. Su no cumplimiento puede dar lugar a una reducción proporcional en la indemnización. E, incluso, si existe dolo o mala fe, a no recibir ninguna prestación.

Obligaciones del asegurado

Además del deber de salvamento, el resto de obligaciones del asegurado son:

  • El tomador del seguro o el asegurado o el beneficiario deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de 7 días después de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio.
  • Deberá facilitar toda clase de informaciones sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro.
  • Una vez producido el siniestro, y en plazo de 5 días a partir de la notificación anteriormente referida, el asegurado o el tomador deberán comunicar por escrito al asegurador la relación de los objetos existentes en el momento del siniestro, la de los salvados y la estimación de los daños.
Obligaciones de las compañías aseguradoras

Por su parte, la compañía de seguros tiene las siguientes obligaciones:

  • Llevar a término investigaciones e iniciar las peritaciones que sean necesarias.
  • En caso de que haya acuerdo con el asegurado sobre el importe y la forma de indemnización debe cumplir lo acordado.
  • En cualquier caso, dentro del plazo de 40 días desde la recepción del siniestro, debe hacer frente al pago del importe mínimo de lo que pueda llegar a deber.
  • Si en el plazo de 40 días no se llega a un acuerdo, cada parte puede designar un perito.

¿Cómo declarar el siniestro? 

Un siniestro se puede declarar a la aseguradora indistintamente tanto oralmente como en forma escrita. Cuando se hace oralmente, se suele hacer por vía telefónica. Cuando se hace por escrito se le conoce coloquialmente como “parte”. Aunque se trate en ambos casos de una declaración amistosa, hay que tener presente que el parte escrito será probablemente el único documento que acredite lo ocurrido. Por tanto puede ser muy importante rellenarlo bien y guardarlo como prueba de lo ocurrido.

NUESTROS COMPROMISOS

porcpetit

AYUDARTE A AHORRAR
MEDIANTE NUESTRAS OFERTAS EXCLUSIVAS

talkpetit

ATENCIÓN PERSONAL
PARA ACONSEJARTE LA MEJOR OPCIÓN

defensapetit

APOYARTE Y DEFENDERTE
ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA CONTRATACIÓN